A su lado, desde 1951 - Tel +34 932 387 200 / 932 387 202

Ventajas de alquilar un piso con una agencia inmobiliaria

Alquilar un piso, ya sea uno el propietario o el futuro inquilino, puede llegar a convertirse en un gran quebradero de cabeza. No solo implica dedicar tiempo y recursos, sino que además se deben tener conocimientos acerca de cómo se gesta la contratación y la actuación en posibles conflictos e incidentes que se puedan dar entre arrendador y arrendatario.

La intermediación de una agencia inmobiliaria en el proceso de alquiler puede suponer un gran alivio para muchos usuarios, veamos algunas de las ventajas que supone:

  • Servicio profesional y asesoramiento personalizado.
    Un agente inmobiliario no sólo se encargará de concertar las visitas, también nos orientará e informará sobre consultas legales y gestionará con mayor agilidad la documentación necesaria entre otras labores administrativas.
  • Seguridad: ¡Cuidado con los fraudes!
    Alquilar un piso con una Agencia conocida nos dará la tranquilidad de saber que el dinero que demos al reservar el inmueble estará a buen recaudo. Es importante informarse de la Agencia antes de adelantar dinero para evitar fraudes, asegurándose de que realmente existe, ya sea viendo su Web, buscando sus oficinas, etc. En el caso de hacerlo con un particular hay que estar seguros de que le alquilamos un piso al propietario del mismo, pidiendo alguna documentación que lo demuestre.
  • Protección de datos.
    Cuando reservamos un piso enviamos mucha información de carácter personal como documentos de identidad, nóminas y cuentas bancarias, las cuales deben de ser tratadas con la máxima discreción y siguiendo la Ley de Protección de Datos. ¡Piensa a quien le envías tu información!
  • Mediación.
    Al intervenir como tercero, el Agente inmobiliario, es más objetivo y puede hacer que el propietario y el futuro inquilino lleguen a un acuerdo en el que ambas partes estén satisfechas. Esta es una de las partes más importantes y delicadas ya que requiere de tiempo y dotes de negociación.
  • Tranquilidad.
    No firmar un contrato o aceptar acuerdos verbales que el propietario no quiera incluir en el contrato es un gran error que mucha gente comente ya que si no está por escrito no hay garantías de que se cumpla dicho acuerdo. Un agente inmobiliario redactará el contrato, se asegurará que las cláusulas de contratación no sean abusivas y gestionará la fianza ante el INCASOL. Además en Calvet somos Administradores Patrimoniales y acompañamos al inquilino durante toda la duración del contrato en los pisos que administramos, gestionando todas las incidencias para mayor tranquilidad del inquilino y del propietario.
  • Inmuebles en buenas condiciones.
    En un mercado donde a veces hay más demanda que oferta, hay propietarios que no se esmeran en ofrecer el inmueble en condiciones óptimas, cumpliendo con todos los requisitos legales. La intervención de un agente inmobiliario asegurará que el inmueble cumpla con las condiciones para entrar a vivir.

En Fincas Calvet llevamos 70 años gestionando patrimonios con la mayor exigencia y profesionalidad. Consúltenos si desea que le ayudemos con el alquiler de un inmueble en Barcelona o si, por el contrario, lo está buscando.

Comparar

Comparar